viernes, diciembre 04, 2009

Sacate un par de muelas en Berlin. Dale

He perdido el juicio completamente. Ahora es médicamente comprobable. El viernes fui a sacarme las dos muelas del juicio que me quedaban.
Todo empezó por dos inflamaciones seguidas de la muela de abajo. Con terrible dolor - que no se iba solo, a pesar de mis esperanzas sin ibuprofeno - fui a ver a Katharina para que me sacara turno con el dentista del seguro médico. Tuve suerte: el mismo jueves a la noche fui a verlo. El doctor Olaf es un hombre grande, alto, barrigón y, en general, redondo. Muy alemán. Me apretó la mano fuerte y me examinó. Me desinfectó y me dijo que era mejor sacar la muela.
Luego de hacerme rayos x, me dijo que la muela de arriba tenía una caries enorme, que pronto iba a llegar al nervio, y que no podía perforar. Que también la tenía que sacar. Ok.
Y todo eso de arrancar dientes sucedió hoy a las once de la mañana. Al doctor Olaf le parecía gracioso que yo me pusiera colorada por el dolor. Después de darme inyecciones me miraba y decía "Jeje, ¡Blush!", mientras estiraba los dedos en dirección a la frente, imitando el recorrido de mi sangre por la cara.
Tardó una hora en hacer todo, y me regaló las muelas. Miren, acá están.

*Manejate

2 comentarios:

AGUSTIN dijo...

suerte y buena anestesia!

Anónimo dijo...

jajajaja habia necesidad?
Ari ;)