jueves, marzo 04, 2010

Entendiendo el feminismo

Hoy fue jueves y tuvimos seminario especial, es decir, cada uno elige a cuál se quiere unir. Yo me anoté en el seminario de Simone de Beauvoir, sobre su obra "The Second Sex". Fue una decisión más instintiva que otra cosa, porque en verdad no sabía nada de esa mujer. Me había interesado el título del libro. Solamente tenía un dato, que me había proporcionado mi Padre vía Skype, y lo arrojé a los cinco minutos de empezada la clase.
Seminar leader: - ¿Alguien sabe quién fue Simone de Beauvoir?
Yo:- Si, fue la esposa de alguien... de Sartre.
La piba no había entendido que se trataba de una feminista. No había entendido qué era el feminismo. La respuesta de Laura (seminarista) fue algo así como "si, vivieron juntos y eran compañeros sexuales, pero era una relación abierta. Además ambos tenían otros amantes..."
En fin, en una tarde como esta, yo vengo a comprender por fin qué es el feminismo, esa expresión que escuché tantas veces en contextos tan variados. Y no dejé de reirme por dentro de mi caradurés a la hora de presentar a Simone. Pobre señora, de haberme escuchado seguro me pegaba una cachetada en la cara. O probablemente se hubiera reído como yo, y se habría ido pensando en la educación de las niñas.

10 comentarios:

Marina dijo...

me quedé con ganas de que cuentes sobre el seminario.

Anónimo dijo...

¿Existe el feminismo? ¿Es la antitesis del machismo?
Las responsables de la existencia del machismo son las madres, entonces qué es el feminismo? ¿Es la independencia de la mujer?
Creo que para eso no hace falta un "movimiento"..., hay que ejercer la independencia, nada más.

Anónimo dijo...

¿Qué se habrá ido pensando Simone sobre la educación de las niñas? O fue María la que se fue pensando en eso?
Me gustaría saber!

mara dijo...

En realidad, Anónimo I, usted representa la voz que utiliza "feminismo" a diestra y siniestra.
En realidad, el feminismo tiene 3 olas.

1°) en el siglo XIX, movimientos en todo el mundo luchaban por el voto femenino. Este se sumaba a movimientos libertarios humanistas, como el anti-esclavismo.

2°) entre los '60 y los '70, el feminismo se convirtió en un movimiento muy popular, en medio de movidas anti-burguesas y de la liberación sexual. Ya no pedían los mismos derechos, sino tmb pleno reconocimiento institucional, que se involucre el Estado. Durante los '70, se dividió el feminismo en dos ramas: el feminismo de la diferencia (Italia, Francia, España), y el feminismo de la igualdad (mundo anglosajón). El primero fue fundado por Simone, y reclamaba el reconocimiento de las diferencias entre hombre y mujer, pero pedía que se dejara de asociar la mayoría de las cosas que tienen que ver con lo femenino con algo negativo. El feminismo de la igualdad (tmb "no- esencialista") decía que la estructura de pensamiento humana es predominantemente binaria, y que lo femenino por lo general se vincula a lo negativo. El sexo es una construcción social. Queremos establecer una agenda política donde la diferencia entre lo masculino y lo femenino no importe. El problema con esa rama del feminismo es que una puede -por separarse de la identificación con lo negativo- adoptar las características del opresor (masculino).

3°) La tercera ola de feminismo fue en los '80 y se concentró más en el género, quiere sobrepasar la guerra de los sexos. Convierte al movimiento en una discusión más académica y se aleja un poco de los problemas de la vida cotidiana. Fue en el marco de esta tercer manifestación que se empezó a prestar más atención al género masculino, y muchas mujeres involucradas empezaron a pedir también por la liberación de los hombres en la sociedad.

Anónimo dijo...

muchos aspectos del machismo son feminismo camuflado.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Viernes, de nublados, corazones rotos, caminos y esperanzas... Siempre es un placer pasar por tu espacio. Y ver tu cosillas.

Saludos y un abrazo enorme.

Marina dijo...

si esto fuera un papel y si tuviera un resaltador en la mano, resaltaría la parte de "el sexo es una construccion social".
y doblaría la punta de la hoja, como hago con todo lo que me gusta.

Lauret dijo...

Me gustó mucho el comentario de Marina!

jimena rivas dijo...

Qué interesante lo que contás. Estudio filosofía. Me gustaría que me cuentes qué investigaste a grandes rasgos de esta mujer. Saludos!

Anónimo dijo...

a la construcción la sostienen los cimientos, el problema es quizá la sexualidad misma. la forma en la que sabemos de nuestros cuerpos, la información, la utilidad, el régimen de atención, y las fuerzas a las que se los somete en el marco del cálculo performativo. Toda la apariencia que se juega en la obtención de beneficios edulcorados del hombre moderno -o posmoderno-.
Cálculo que es la razón misma, base del conocimiento de cabotaje occidental judeo-cristiano.

siga firme camarada

SALUD!