sábado, marzo 13, 2010

Estoy cansada de escribir, gente. Pero no lo puedo evitar. Las palabras sencillamente fluyen. Y recién terminé un ensayo, que me habrá llevado unas seis horas... o cinco. Y realmente me gustó mucho. Y pensé que tal vez a alguien le interesaba leerlo. Es largo, advierto, tiene 2.000 palabras. Pero no es supercomplejoincomprensible. Redescubrí Google Docs. Y creo que puede tener muchos usos. En principio pensé en poner el link en mi CV. Luego me imaginé la siguiente situación hipotética:
Madre se encuentra en la fiambrería con una vecina que hace tiempo que no ve, porque estuvo viviendo en España (pero la verdad es que mucha pelota no se dan).
Vecina:- ¿Y María cómo anda?
Madre:- Bien, está estudiando en Berlín hace cinco meses.
Vecina:- ¡Ah! No sabía nada, ¿y qué está haciendo?
Madre:- Estudia filosofía.
Vecina:- Ajam...
Bueno, para estas complicaciones de definir qué es precisamente lo que hace María en Berlín, aquí es donde me parece más que oportuno si alguien quiere leer algunas de las vastas cosas que escribo. No todo me gusta ni me conforma, muchas cosas pueden ser un embole si uno no conoce el tema, pero este quedó lindo. Así la próxima, Madre también puede hacer un comentario super (pos)moderno, algo del estilo de "mirá, te paso su página web y fijate". Ja.
Chau. Diego y yo nos vamos a una fiesta. Nos vemos.

5 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Me senté con mi mate y dije... vamos a leer algo distinto, además está contenta, debe haber quedado lindo en serio.
Pero está en inglés!!!
No puedo leerlo.

mara dijo...

y buen...

LOCA DE MIERDA dijo...

muy bueno! congrats

salmon ensabinado dijo...

Ah!!! pero sos toda una escritora! felicitaciones! por tu ensayo y por describir tan simpaticamente esa charla que se dan en las fiambrerias!
Un gran saludo!!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pociones mágicas de amores y corazones desvocados...

Saludos y un abrazo enorme.