sábado, noviembre 14, 2009

Autoridad

Hoy al mediodía, Jarrell vino a "brunchear" con nosotros. Él estudió en Saint John's College, una de las instituciones líder en Educación Liberal. Estaba hablando de cómo fue su experiencia de estudiante, y cómo vivió la educación sin profesores, al menos no en el sentido convencional. Pero momento. Algo hace ruido. Porque al fin de cuentas, cuando a uno le dan tanta libertad, es difícil decidir qué hacer con ella. ¿Acaso no hay decenas de ensayos sobre la necesidad del hombre de responder ante una autoridad? ¿Puede el hombre vivir en una sociedad sin autoridad, sin alguien a la cabeza? O más específicamente: ¿puede educarse sin la autoridad de un profesor? Le pregunté a Jarrell si se puede estudiar y aprender sin autoridad.
"Siempre hay autoridad, el problema es a qué llamamos eso. En un sistema de educación liberal, la autoridad no la tiene el maestro, si no el texto mismo. El estudiante se relaciona directamente con eso, y se nutre de las interpretaciones que pueda sacar de esa fuente. El maestro solamente hace la primera pregunta. A lo sumo, guía la discusión, pero no puede intervenir más. Lo que uno tiene que preguntarse es qué gobierna el propio espíritu. ¿Es la autoridad el deseo de saber o el propio objeto de deseo (es decir, el tema que se estudia)? En definitiva, no puede existir una educación sin autoridad, porque sería solamente entrenamiento. Lo que vale preguntarse es qué dirige al propio espíritu en su educación."
Ahora, ¿de dónde viene esta pregunta? ¿Es la necesidad de autoridad algo propio del hombre, o creado por la cultura en la que está inmerso?. "¿Y vos qué pensás?", me contestó. Mmm... Para organizarse en sociedad, necesariamente tiene que existir cierto nivel de autoridad. Esto indicaría que es inmanente al hombre, como su misma naturaleza gregaria. A la vez, para poder mantener este estado de cosas, la sociedad infiere en el hombre esta necesidad de autoridad. De no existir esta cualidad del espíritu, todos seríamos por defecto anarquistas. Y todavía no se contempla (lamentablemente) una sociedad funcional donde todos sus miembros sean de esa manera... y vivan en paz.

2 comentarios:

salmon ensabinado dijo...

es un largo debate... creo que la problematica esta en que una sociedad no la hace uno solo. interactuan muchas personas y de diversas formas de pensar,cada ser es unico e irrepetible. este tipo de metodologia en argentina, podria ser muy complicado, hay que tener auto critica y saber pornerse "uno mismo" los limites, ya sean para el estudio como para la cnvivencia.
Es interesante, me lleva a una reflexion que extiende este comentario, es movilizante.

salmon ensabinado dijo...

Despues de un tiempo volvi al mundo del blog. un gusto encontrarte nuevamente,
un gran saludo!